Lava Autos

La mejor protección contra las influencias nocivas del medio ambiente, es lavar con frecuencia el vehículo y aplicarle productos conservantes. Dicha frecuencia dependerá de cuánto se use el vehículo, de las condiciones del estacionamiento del mismo, de la estación del año, del clima y del medio ambiente.

Se comienza por un correcto prelavado de la carrocería. Se aplica espuma activa, se remueve con esponja blanda y cepillo de cerdas suaves para las partes bajas y enjuaga con una hidrolavadrora. Recomendamos hacerlo una vez por semana.

Para lavado de motor no usamos productos agresivos como solventes, gasoil u otros que puedan dañar el vehículo. La frecuencia de lavado es importante, porque las emanaciones de aceite, al permanecer mucho tiempo adheridas se endurecen. Recomendamos cada tres meses al igual que el lavado de chasis el cual es de modo artesanal.